El amor de Don Perlimplín


dirigido por Claudia Tobo

Claudia Tobo dirigió este texto de Federico García Lorca entre el amor y la farsa, usando a los actores como una compañía de cómicos que viaja representándola. Realicé el espacio escénico, el atrezzo y unas marionetas con la idea de la sencillez, de las compañías que trabajan con sus propios medios. Un trabajo con tintes conceptuales y poéticos.


Imágenes del montaje

Así que pasen cinco años


Uno de mis textos favoritos, lo trabajé como un sueño estructurado a la manera de Freud.

Basado en los estados alterados de la conciencia, situé toda la obra en la biblioteca, formada por dos galerías a base de cubos (el nº6) transparentes , donde nuestro personaje principal sueña otros mundos escapándose por las ventanas que le proporcionan los libros. En su aislamiento y soledad, solo le queda esperar la muerte.

El Público


Una de las obras más complicada de Lorca por su surrealismo y la cantidad de símbolos que vierte el texto.

La idea era hacer dos versiones diferentes del proyecto y las trabajé dándole relevancia a los dos conceptos mencionados antes. El sueño y lo onírico, tambíén estan presentes en ambas versiones.